La cicatrización después de una cirugía

cicatrices después de cirugía

Las intervenciones quirúrgicas que tienen repercusiones en la piel pueden ser de naturaleza muy variada y la mayoría ocasionan una herida en la misma. La piel forma un tejido cicatricial para curarse a sí misma y podrá en algunas ocasiones repararse espontáneamente y en otras, en donde se presenta pérdida de tejido o se someta a un trauma importante podrá dejar huella. El cuidado postquirúrgico es parte importante en el resultado de la intervención. Posterior a una intervención quirúrgica se puede presentar:

Cicatrización: es un fenómeno biológico con muchos procesos subyacentes para sanar la piel, en dermatología podemos ayudar a la cicatrización después de un proceso postquirúrgico para evitar, limitar o prevenir una cicatrización hipertrófica o queloide (acumulación excesiva de tejido dérmico).

Cicatrices que se pueden tratar desde la dermatología:

  • Cicatrices posteriores a cesáreas o procedimientos quirúrgicos
  •  Cicatrices atróficas (destrucción del colágeno dérmico)
  • Estrías
  • Cicatrices producto de acné o varicela

En UDL tenemos tanto la capacitación actualizada como los equipos láser que se requieren para lograr una cicatrización adecuada y satisfactoria para la piel. Es importante acudir a la consulta dermatológica lo más pronto posible posterior a la intervención quirúrgica e incluso antes de la intervención para tener las medidas preventivas necesarias. Entre más rápido se actúe sobre la lesión mayores los porcentajes de mejoría esperados.

Active Fx

Active FX

El ACTIVE FX es el láser fraccionado líder por su alta efectividad, baja incapacidad y la facultad de ser usado en diversos tipos de piel. La aplicación del láser fraccionado es una técnica que vaporiza sólo porciones de la superficie de la piel mientras deja otras intocables y de esta manera permite que el proceso de recuperación sea mucho más rápido.

El ACTIVE FX logra:

  • Rejuvenecer el rostro y dorso de las manos
  • Rejuvenecer el contorno de los ojos y labios
  • Reducir la laxitud, cicatrices y discromías
  • Mejorar textura, tono y tersura de la piel
  • Reducir daño solar

Los resultados del tratamiento con este láser son duraderos en el tiempo. La mejoría se aprecia rápidamente mientras que con la formación de nuevo colágeno se continuará mejorando gradualmente durante los 3-5 meses después del procedimiento. Este nuevo colágeno rellena y soporta la superficie de la piel. Con una apropiada protección solar los resultados pueden persistir por años.

  • Única sesión con mínima incapacidad