La importancia del drenaje linfático después de una cirugía

drenaje linfático

Edema es una hinchazón causada por el fluido presente en los tejidos del cuerpo o de la reacción fisiológica posterior a una intervención quirúrgica. De acuerdo a la intervención el médico tratante dará las indicaciones para manejar el edema que puede ser desde la aplicación de paños de calor y frío hasta el drenaje linfático especializado. El edema esperado de un postoperatorio, tal como la liposucción y lipectomía, puede minimizarse con un manejo de drenaje linfático pre y post operatorio indicado por el cirujano lo que logrará una evolución más satisfactoria. En UDL la presoterapia es un servicio que logra un drenaje linfático eliminando los restos de medicación, anestesia y sueros; además de favorecer la regeneración de los vasos linfáticos y capilares afectados, oxigenar, generar bienestar y recuperación en la piel.

Para tener en cuenta en un postquirúrgico:

  •  Los hematomas y cicatrices que aparece tras la operación no deben recibir exposición solar directa ya que esa zona de la piel se podría hiperpigmentar.
  • Posterior a la retirada de los puntos es fundamental realizar una buena hidratación de la piel y su reepitelización se logra con los medicamentos indicados por el médico.