Radiofrecuencia Microfraccionada

Radiofrecuencia Microfraccionada

La radiofrecuencia microfraccionada mejora la producción de colágeno y la estimulación de las fibras de elastina. Se realizada con una tecnología que posee 2 piezas de mano robotizadas, las cuales realizan emisiones de radiofrecuencia bipolar a través de Tips que poseen 49 microagujas y permiten una penetración en la piel de hasta 4 mm, tiene la capacidad de generar más de 20.000 puntos de radiación profunda con total protección epidérmica.

La Radiofrecuencia Microfraccionada es ideal en el tratamiento dermatológico para mejorar:

-Poros dilatados
-Cicatrices de acné
-Rejuvenecimiento facial y corporal
-Hiperhidrosis
-Estrías

El tratamiento de Radiofrecuencia Microfraccionada se ajusta a las necesidades del paciente y se puede realizar en todos los fototipos de piel.

Con la Radiofrecuencia Microfraccionada se Logra:

-Tensar la piel
-Mejorar aspecto en cicatrices y arrugas
-Reducir la sudoración axilar
-Mejorar el tono de la piel
-Mejorar aspecto de estrías

Este es un tratamiento realizado por el médico en una o varias sesiones que pueden varíar entre 40 y 60 minutos dependiendo del área a tratar y que no genera incapacidad.

La mejoría se aprecia desde la primera sesión mientras que con la formación de nuevo colágeno se continuará mejorando gradualmente.

Recomendaciones:
-Evitar la exposición solar por lo menos 1 semana después de la sesión

Dr. Hernán E. Duque nos habla del cáncer de piel

El cáncer se refiere a un complejo grupo de enfermedades en las que las células anómalas se dividen sin control y destruyen los tejidos. Existen muchos tipos de cáncer que difieren por el sitio de origen, la respuesta al tratamiento, la manera como crecen y se propagan (metástasis). La mayoría de los cánceres forman una masa denominada tumor.

Nuevos casos de cáncer

 

Casos cáncer en Colombia

 

 

Nos concentraremos en el cáncer de piel
que los dermatólogos categorizamos en:

Cáncer de piel tipo no melanoma (células basales o escamosas), considerado el cáncer más común de la piel con rara propagación o metástasis. Es el cáncer que con una detección temprana fácilmente es curable.

Cáncer de piel tipo melanoma, se origina en los melanocitos y puede ocurrir en cualquier parte de la piel, más propensos a comenzar en el tronco (pecho y espalda) de los hombres y en las piernas de las mujeres. El cuello y el rostro son otros sitios comunes. El melanoma es mucho menos frecuente comparativamente al tipo de cáncer no melanoma, pero mucho más peligroso. El melanoma es casi siempre curable en sus etapas iniciales y su detección temprana evita la probabilidad de propagarse a otras partes del cuerpo.

Gráfico Cáncer de piel

 

El cáncer de piel No melanoma se ubica después del cáncer de mamá, próstata, estómago, pulmón, colon y tiroides y por encima del cáncer por linfoma no Hodgkin, cérvix, leucemia, recto, ovario y páncreas.

Existe un evidente aumento progresivo de la frecuencia de casos nuevos de cáncer de piel, acompañado de una mayor frecuencia en los mayores de 75 años.

La importancia del cáncer de piel como prioridad en salud pública, se evidencia en su frecuencia relativa en relación con otros cánceres y en su aparición en todas las etapas de la vida.

El cáncer de piel puede afectar a cualquier persona independientemente de su color de piel y edad. Igualmente puede presentarse en cualquier lugar de la piel, incluso palma, planta, boca y bajo las uñas.

Esperamos generar consciencia de la relevancia que el cáncer de piel tiene, la importancia que amerita las medidas de prevención y la necesidad de consultar al dermatólogo para que el paciente se adhiera activamente al tratamiento que propenda en reducir el riesgo del cáncer de piel o lo trate de la manera más efectiva.

La Unidad Dermatológica Láser recomienda:

  1. Evitar la sobreexposición solar entre 9:00 am y 4:00pm,
    prefiera siempre la sombra que reduce significativamente la radicación.
  2. Utilizar protector solar diario a repetición que contenga filtro UVA/UVB (rayos que influyen y causan la mayoría de los cánceres de piel ) y factor de protección FPS mínimo de 30.
  3. Consultar al dermatólogo mínimo una vez al año, especialmente, cuando ha sido diagnosticada con cáncer de piel ya que tiene un mayor riesgo (8,5%) de desarrollar segundos tumores. La detección temprana del cáncer siempre será el primer paso certero en su tratamiento.

Permanezca atento a las señales de alarma:
Propagación del color del lunar por fuera de su borde a la piel circundante, enrojecimiento o inflamación más allá del borde, prurito, sensibilidad aumentada, dolor, descamación, exudación, sangrado, apariencia de protuberancia o nódulo.

Individuos con alto riesgo:

1. Presencia de nevomelanocítico congénito
gigante (+20 cm de diámetro)

2. Dos o más familiares (Primer grado) con melanoma.

3. Más de 5 nevosdisplásicos

4. Presencia de más de 100 lunares comunes

5. Pacientes trasplantados con  tratamiento inmunosupresor

6. Antecedente de más de 250 tratamientos con luz ultravioleta7. Antecedente radioterapia en infancia

 

Comparativo cáncer de piel