Manchas y tatuajes Láser Revlite

Manchas y tatuajes Revlite

RevLite es la nueva generación de láseres Q-Switched para manchas y tatuajes (láseres que permiten la producción de pulsos de luz extramadamente altos, gigawatt peak power).

1. Manchas (Lesiones pigmentadas)

Aunque algunos tipos de pigmentación existen desde el nacimiento, muchas veces estas manchas representan el primer signo del envejecimiento que queremos reducir. Léntigos, manchas café con leche, Nevus de Ota, discromías y melasma

2. Remoción de tatuajes

Todos hemos pasado por experiencias que nos gustaría borrar de nuestras vidas, como puede ser el querer borrar un tatuaje…

3. Rejuvenecimiento facial

Cada vez, más hombres y mujeres desean una apariencia que concuerden con lo que sienten: juventud y un mundo lleno de posibilidades.

La mayor ventaja de REVLITE es que puede ser utilizado de manera segura en prácticamente cualquier tipo de piel desde niños hasta adultos.

Innovación en remoción de tatuajes

Con cuatro longitudes de onda esta nueva generación de láser permite remover tatuajes de todo tipo de colores.

Su tecnología Precision Bean entrega la energía de forma uniforme, rompiendo la tinta en moléculas sin dañar el tejido circundante y minimizando el daño epidermal.

Solo en los Estados Unidos se pasó de 33.363 procedimientos de remoción en el 2014 a 46.514 en el 2015, un incremento en este procedimiento del 39%. **American Society for Aesthetic Plastic Surgery’s cosmetic surgery statistics 2015.

Innovación en manchas lesiones pigmentadas y rejuvenecimiento

Los estudios clínicos indican que el modo PTP ( tecnología PhotoAcoustic PulseTM) ofrece mayor eficacia e incrementa la comodidad de los pacientes durante los tratamientos despigmentantes y de rejuvenecimiento. Los resultados le permitirán al paciente estar y sentirse bien.

¿En qué consiste el tratamiento?

La primera instancia es la consulta dermatológica para establecer el diagnóstico y conjuntamente con el paciente y sus características particulares, el número de sesiones e intervalo entre ellas. Durante cada sesión se aplica el láser sobre el área a tratar en unas intensidades determinadas por el dermatólogo de acuerdo a la historia clínica, posteriormente es normal un leve enrojecimiento que cederá en el transcurso de unas horas y que puede maquillar si es necesario para reintegrarse a sus actividades laborales de manera inmediata. Con el paso del tiempo y la disciplina en las sesiones, el pigmento del tatuaje o las manchas irán cediendo de manera natural hasta lograr la expectativa deseada, en el caso de rejuvenecimiento la piel irá presentando mayor luminosidad. Una sesión tiene un duración aproximada de 30 minutos, no genera incapacidad y es indispensable una adecuada protección solar siempre.