Melasma

El melasma o comúnmente conocido como manchas en la piel son cambios pigmentarios de diverso origen, principalmente daño por exposición solar, enfermedades sistémicas, pigmentaciones pos-inflamatorias, embarazo, pastillas anticonceptivas entre otras.

Por lo general aparece como manchas en las mejillas, frente, nariz y labio superior en ambos lados de la cara. El melasma requiere tratamiento constante, no existe curación para esta situación, pero si control. Más común en pieles canelas y climas tropicales.

El dermatólogo es el especialista que puede indicar la formulación adecuada a cada caso y determinar los tratamientos eficaces.

RevLite es la nueva generación a de láseres Q-Switched que se incorpora al equipo tecnológico de UDL. RevLite trata lesiones pigmentadas, incluyendo melasma y múltiples manchas de la edad. Conozca más sobre el láser Revlite

Sus resultados logran:

  • Unificar el tono de la piel
  • Aclarar o reducir  las manchas
  • Mejorar la calidad del colágeno
  • Brindar a la piel luminosidad y tersura

TIPS DEL DERMATÓLOGO

    • Reduzca al máximo la exposición al sol y evite la sobreexposición entre las 11:00am y las 3:00pm
    • En caso de estar cicatrizando y mientras la piel este enrojecida NO se exponga al sol, podrá mancharse.
    • No confíe en tratamientos milagrosos, el melasma es una enfermedad que requiere disciplina y continuidad dermatológica.
    • El tratamiento con el láser o peeling siempre deben ir acompañados del uso de medicamentos tópicos y protección solar.
    • Evite los cítricos en la piel, estos al exponerse al sol manchan la piel y pueden incluso generar quemaduras.
    • No se automedique, cada tipo de piel y caso es único y por tanto el despigmentante adecuado lo formula el dermatólogo.
    • El uso de hidroquinona debe mantenerse bajo supervisión dermatológica mínimo cada 4 meses.
    • Use frecuentemente protector solar recomendado por el dermatólogo y despigmentantes con disciplina.