Presenta resequedad en las manos

¿Presenta resequedad en la piel?

Debido a que la práctica del lavado de manos es uno de los medios más eficaces en reducir el contagio y propagación del virus COVID-19, y debido a que dicha práctica todos la hemos intensificado, estamos exponiendo la piel al uso frecuente de irritantes como el jabón, el alcohol, el cloro, el látex, los elementos de protección personal (EPP), y la misma agua de grifo cuyo uso prolongado también genera daño de la barrera cutánea, y un mayor riesgo de infección secundaria.

Bajo el conceso de expertos y como dermatólogos
le sugerimos acatar las siguientes recomendaciones:

1. Usar productos de limpieza con humectación para reducir la irritación.

2. Séquese las manos con una toalla limpia pero deje un poco de agua sobre ellas. También puede dejar que sus manos se sequen al aire. Mientras sus manos están ligeramente húmedas, aplique su crema de manos o ungüento. La piel seca y agrietada facilita el ingreso de bacterias y otros gérmenes dentro de su cuerpo. La aplicación de crema hidratante después del lavado de manos ayuda a sanar la piel seca.

3. Aumente el uso de la crema emoliente preferiblemente después de cada lavado de manos. asegurándose de aplicar un poco de la crema hidratante en las yemas de los dedos y las uñas. Use una crema preferiblemente que diga “sin perfume” y “sin colorante”

4. Si usa guantes por periodos prolongados busque que su crema hidratante contenga ácido hialurónico, ceramidas, vitamina A o úrea.

5. Si requiere usar guantes, tenga presente que una sola capa de guantes es adecuada para la protección cutánea. El uso de más capas aumenta el potencial irritador.

6. Si presenta en sus manos enrojecimiento, ampolla, maceración, consúltenos.

7. Los pacientes con dermatitis de contacto frente a la presentación de enrojecimiento, edema o descamación deben consultar al dermatólogo y evitar el uso prolongado de corticoides. De tener lesiones ubicadas en rostro o de mayor severidad consúltenos lo antes posible.

8. Evite lavarse las manos, limpiarse el rostro y en general el cuerpo con agua caliente.

9. Los baños frecuentes pueden empeorar la resequedad de la piel, causar prurito y otras erupciones. Si requiere ducharse frecuentemente hágalo con agua fría o tibia.

10. Para el personal médico y asistencial se recomienda que en caso de usar gafas estas deben cubrirle la totalidad de sus ojos y la piel perioocular, o uso de careta. Las gafas pueden generar trauma por presión, urticaria, dermatitis de contacto o empeoramiento de enfermedades dermatológicas previas. Puede forrar las gafas con algodón laminado o silicona para disminuir la presión generada, o el uso de tela quirúrgica para disminuir la presión sobre la parte apoyada en las orejas. Use las gafas a su medida, sin ajustarlas de forma excesiva, e intente apoyarlas en sitios diferentes cada vez que usted las use. Debe humectarse la piel previo al uso de las gafas y las caretas para disminuir la irritación cutánea.